Siete remedios para combatir el mal aliento

Siete remedios para combatir el mal aliento

El mal aliento no es un problema de pocos. Según una nota de prensa de Dentaid,  laboratorio especializado en higiene bucal, entre un 50 y un 60% de la población mundial ha sufrido halitosis alguna vez en su vida.

¿Cómo podemos evitar convertirnos en uno más de este porcentaje? Los siguientes consejos te ayudarán a conseguirlo.

. Extrema tu higiene bucal. ¿Sabías que el 90% de los casos de halitosis tienen su origen en la boca y no en el estómago? Por ello cuidar la salud de nuestros dientes y encías es tan importante. El cepillado debe convertirse en una rutina después de comer, sin olvidar la higiene de los espacios interdentales (con seda dental) y la lengua. Finaliza la operación con un colutorio.

. Bebe agua entre comidas. Evitarás que tu boca se reseque, una de las causas que explica la aparición del mal aliento.

. Deja de fumar si aún lo haces. El tabaco también reseca la cavidad bucal, al igual que abusar del café o el alcohol. Fumar, además, aumenta las posibilidades de padecer gingivitis, un trastorno de las encías muy ligado a la halitosis.

. Reduce el consumo de ciertos alimentos. El ajo, la cebolla o las comidas con muchas especias contienen ciertos compuestos volátiles (metabolitos) responsables de la aparición de halitosis.

. Ojo con las dietas hipocalóricas. No comer lo suficiente o saltarse comidas también puede provocar mal aliento. Lo mejor: respetar las cinco comidas diarias.

. No te saltes tu cita anual con el dentista. Tener un puente o una prótesis dental en mal estado puede convertirse en caldo de cultivo para las bacterias responsable de la halitosis, así como no tratar correctamente la gingivitis. Marca muy bien en tu agenda el día de tu revisión dental.

. Algunos fármacos y trastornos pueden ser la causa. Una diabetes mal controlada, la insuficiencia real, enfermedades autoinmunes, digestivas o respiratorias y ciertos fármacos como el Dimetil sulfoxido (DMSO) o el Amil nitrato forman parte del 10% de causas que no tienen su origen en la boca. Tenlo también en cuenta.


Fuente:  Dentaid

Dejar un comentario

Name*

Email* (never published)

Website